Buscando alternativas

El petróleo no va a durar para siempre. Según la “teoría del pico de Hubert”, la Asociación para el Estudio del Pico del Petróleo y el Gas (ASPO) predijo que el pico mundial de producción de éste sucedió alrededor del año 2010, y para el gas natural ocurrirá entre 2015 y 2025, y a partir de entonces disminuirá tan rápido como creció. Los precios de la gasolina, que no cesan en su crecimiento, son el primer indicio del final del petróleo, el carbón y el gas natural. Además, cada año se expulsan a la atmósfera 6000 millones de toneladas de dióxido de carbono, a pesar de conocerse que contribuye al cambio climático.

Es por esto que se hace indispensable buscar otras opciones, llamadas “energías renovables o alternativas”. Entre ellas podemos encontrar la energía nuclear, cuyo mayor inconveniente son el coste y los residuos tóxicos, la energía hidroeléctrica, el hidrógeno, la energía eólica, la energía solar, la bioenergía, la energía geotérmica y la energía oceánica.

Los atributos más comunes de estas alternativas son la escasa contaminación y que su producción es continua, sin embargo también tienen sus inconvenientes: en la mayoría de los casos conlleva una alta inversión inicial y su disponibilidad está sujeta a las condiciones meteorológicas del lugar donde se instalen.

En la página web de Sostecnia, sobre energía sostenible, además de ventajas medioambientales  tales como no producir gases de efecto invernadero y otras emisiones, se pone de manifiesto que la inversión por parte de entidades financieras y regulada y controlada por el Estado, contribuiría al desarrollo del país, nos ayudaría a salir de la crisis, y dejaríamos de depender de la energía de otros países. Según el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, “las inversiones en innovación y la economía ‘verde’ deben estar en el primer lugar de las prioridades”.

De acuerdo con Pedro L. Martin Uribe, Secretario de Estado de Energía, “las energías renovables tienen múltiples efectos positivos sobre el conjunto de la economía: la sostenibilidad de sus fuentes, la reducción en las emisiones contaminantes, el cambio tecnológico, la posibilidad de avanzar hacia formas de energía más distribuida, la reducción de la dependencia energética y del déficit de la balanza comercial, el aumento del nivel de empleo y el desarrollo rural.

Como contrapartida, tienen un mayor coste económico, que tiende a remitir en el tiempo gracias al desplazamiento de las tecnologías a lo largo de sus curvas de aprendizaje, su limitada predictibilidad y su muy escasa posibilidad de gestión. No obstante, estas últimas dificultades son superables gracias a los avances en la gestión del sistema, a la utilización de técnicas de almacenamiento como el bombeo, o al desarrollo de instalaciones renovables con capacidad de almacenamiento, como las plantas de energía solar de alta concentración.”

En el Plan de Energías Renovables para el periodo 2005-2010, se propuso reforzar los objetivos de seguridad y calidad del suministro eléctrico y el respeto al medio ambiente, para cumplir los compromisos de España en el ámbito internacional, como el protocolo de Kioto, y otros derivados de nuestra pertenencia a la Unión Europea. Sin embargo, en el Plan de Energías Renovables del periodo 2011-2020, debido a la crisis y el déficit de tarifa del sistema eléctrico, El Gobierno suspende de forma temporal las primas de nuevas instalaciones de régimen especial.

En 2011, en España un 93% de la energía instalada era de origen renovable y estas instalaciones cubrieron un 33% de la demanda eléctrica.

Greenpeace, en un informe alegó que la utilización de energías renovables en nuestro país es totalmente viable y asumible, y que lo único necesario para la puesta en marcha es la voluntad política y un cambio en la mentalidad de las grandes corporaciones del sector.

 

Referencias:

– Alternativas al petróleo en un espacio mundial (http://portal.civila.com/foros/alternativas-al-petroleo)

– BBC Mundo.

(http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/specials/por_un_desarrollo_sostenible/newsid_2203000/2203114.stm)

– Presente y futuro de las energías renovables en España. Pedro L. Martin Uribe, Secretario del Estado de Energía (http://www.gencat.cat/economia/doc/doc_39963793_1.pdf)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s